23 octubre, 2021

Entender y Comprender

¿Les ha pasado que a veces entienden las cosas, pero no pueden comprenderlas?

Algo así me pasa cuando tengo muchas preguntas sin respuestas, podemos pasarnos toda una vida haciéndonos preguntas y nunca encontrarle respuestas, aunque de eso dependa nuestro futuro.

Hay puertas que se cierran frente a nosotros, y que nunca jamás vuelven a abrirse, hay sensaciones que nos marcan la vida y como si fuera una broma de mal gusto, volvemos a sentirnos igual o peor que aquella vez. ¿Será que es porque aún no hemos superado o tal vez es porque no aprendimos muy bien la lección?

De un 10% de personas en situaciones adversas, en la que su infancia fue marcada por muchas desgracias, problemas familiares, económicos, etc. por alguna razón el 7.5% de esas personas deciden crear un cambio para bien en sus vidas, y el otro 2.5% decide darse por vencido y no continuar…

¿Qué es lo que nos hace reaccionar? Puedo entender que las circunstancias difíciles forjan nuestro carácter, pero no puedo comprender porque son ese tipo de circunstancias la que nos hacen tocar fondo para poder decir: “Ok, ya entendí, prosigamos”.

Se dice que la vida nos pone retos para que conozcamos el potencial que tenemos, para que nos veamos obligados a sacar la mejor versión de nosotros mismos.

A veces también pasa cuando tenemos un sueño, de esos difíciles de lograr, algunos sueñan con estudiar una especialidad en algún país, otros en tener su casa, un carro, estabilidad, o simplemente tener una vida tranquila.  ¿Pero, porque es tan difícil lograr tus sueños? Conozco gente que ha pasado casi toda su vida luchando, para al final lograr algo de lo que se tenían propuesto, o no lograr nada.

Y como consuelo, nos sumergimos en otros pasatiempos para evitar sentir que estamos viviendo la vida de un Hámster, rodando en una rueda todos los días sin parar.

En estos tiempos, estar sano, vivo, tener a tu familia cerca, es un privilegio enorme. Y a veces, cuando muere una persona muy buena, entiendo que en el mundo estas cosas tienen que pasar, pero no comprendo por qué pasan de esta forma.

Entonces; después de que nos sentimos abrumados, sin ganas de nada y nos damos cuenta que llorar solo nos ayudó a desahogarnos, pero no a resolver algo, decidimos continuar, seguir adelante, porque no nos queda de otra que decir: “Pero bueno, así es la vida”.

Ahora que lo pienso, creo que la vida es eso que pedimos por Ebay, pero que vino sin instrucciones, a veces hasta incompleto, o no es ni lo que pedimos.

¿Será que pedimos mal, o lo que creemos que queremos no es lo que necesitamos? También pasa con las relaciones, creemos estar en la dirección correcta hasta que te das cuenta de que no, que no es para vos, o no es lo que necesitas, o no estas listo.

En ese momento te empezás a dar cuenta que es mejor estar en paz, que tratar de comprender algo que por más seguro que creías sentirte, no era el camino en el que tus pies estaban preparados para cruzar, un charco que luego de sentirte bien, te dio inseguridad y pesadez, y en vez de darte tranquilidad, te dejó más preguntas que respuestas.

Todo esto que pasa es una caja de pandora, cuando menos lo esperas ¡Pufs! aparece algo nuevo, y solo nos queda acostumbrarnos a eso que vino, adaptarnos como el camaleón, entender que todo pasa por alguna razón, aunque no comprendamos el motivo, la razón o circunstancia.

Porque entonces solo así desarrollaremos inteligencia emocional, para tomar mejores decisiones, y tener mejor relación con los demás y con nosotros mismos, porque entonces, esta será la única manera de sobrevivir.

 

Frappe de Caramelo

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El contenido de Queridos Extraños tiene derechos de autor 😅