10 abril, 2021

Polaroid

Capturar la belleza de la vida con tus ojos, recordar lo bonito que es vivir, esos recuerdos que tenemos a medida que pasa el tiempo.

Pero, ¿realmente vivimos la vida que queremos? ¿Que parte de nuestras vidas realmente olvidamos, y cuales queremos recordar?

Quiero creer, que lo que nos hace felices nos llevará a un final feliz, quiero pensar en que cada paso que damos nos lleva a vivir a plenitud y saborear los placeres de la vida.

Muy aparte del status social que podamos poseer, y nuestra posición económica, me gustaría saber si realmente estamos en el camino correcto, será que la idea de aventarse para poder vivir a plenitud es la forma en la que encontraremos un destino al final de ese vagón? O encontraremos eso que andamos buscando? Si es que lo hacemos..

A veces me pregunto si sería adecuado rendirse de vez en cuando, despertar y no tener ni idea de lo que estás haciendo ahora mismo, pero tienes aquella certeza de creer que hay algo más, algo especial, esperando y creyendo que está a punto de suceder.

Creemos en el destino, pero no estamos seguros de su significado, porque estamos rodeados de tantas paráfrasis sin sentido, que preferimos creer lo que nos puede parecer un poco claro

Empezamos a creer una verdad liderada por las masas, subrayando lo que los demás ya han subrayado, creyendo que así, y sólo así sentiremos que vamos por el camino correcto, pero no hacia lo que nos hace felices.
Entonces vuelvo al principio, y me vuelvo a preguntar ¿Será que realmente vivimos felices, o tratamos de mantenernos en el camino correcto?

Al final de todo esto, lo que importa es lo que estamos viviendo en nuestro presente, porque luego el pasado es un hoja en otoño, y el futuro es primavera, pero el ahora es lo que podemos decidir y es momento de preguntarte a ti mismo ¿Realmente te sientes en el camino correcto? O tal vez no lo sabes pero lo estás averiguando

Un pequeño acto de bondad puntual puede propiciar un cambio increíble en otras personas, porque también no puedes cambiar a alguien sin destruir lo que fue, y vos decidís que es lo que quieres conservar de ti mismo.

En algunas ocasiones suceden inesperadas alteraciones del destino que son positivas y nos favorecen, pero en otras circunstancias, como las propias crisis económicas y sociales nos obligan a buscar en nosotros valiosos recursos personales, como la resiliencia, creatividad, mentalidad de crecimiento, enfoque positivo, y todo aquello que no recurrimos a ellos con frecuencia.

El destino no decide todo, la felicidad no es la causa de la gratitud, cuando hay gratitud llega la felicidad.

 

Frappe de Caramelo

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El contenido de Queridos Extraños tiene derechos de autor 😅