22 julio, 2022

Coincidir

¿Qué tanto pueden calar las personas en tu vida? Me da mucha curiosidad saber porque coincidimos con personas que nos dejan tatuajes en el alma, como lunares por toda la piel, como constelaciones en el cielo.

Marcas imborrables que nos enseñan a madurar, a crecer, a ver la vida de manera diferente y conocernos más.

Si pudiese escribir los nombres de todas las personas que me han dejado enseñanzas en la vida, tendría que contarles también cada porción que se llevaron de mí, y contarles a detalle cada cosa que aprendí.

Amistades pasajeras, amores de ratos, conocidos de estaciones, y aunque uno cale más que el otro, siguen dándome lecciones que se convierten en pasos para poder seguir, en un camino al que aún no se para donde me lleva.

Raras veces aparece alguien que no tiene nada que entregar, para bien o para mal, siempre consigo aprender algo de cada uno. Una vez alguien me dijo que, “el ser humano está en constante cambio”, y cuánta razón tenía.

A medida que vamos creciendo, nuestras expectativas van cambiando de perspectivas, la forma en la que escogemos a los amigos, los amores y metas en la vida, todo va cambiando y está en constante movimiento.

Coincidir con las personas correctas o incorrectas, nos hace saber que siempre habrá algo nuevo por descubrir de nosotros mismos, cosas que no conocemos aún. Hay personas que nos enseñan a ser fuertes, otros nos enseñan a descubrir el brillo que tenemos pero que aún no vemos, algún otro nos enseña a no confiar de nuevo, pero entonces aparece otra persona con diferentes perspectivas para ver las cosas, y así vamos aprendiendo.

Coincidir con amores correspondidos y perderlos luego es parte del proceso, ¡es cansado! lo sé, a veces idealizamos demasiado a las personas, o llegamos a un punto donde no le encuentras sentido a la relación, ya no te sientes cómodo y no sabes cómo terminar las cosas, y te da miedo lastimar el corazón de alguien más.

Tal vez se perdió algo de ti o de la otra persona. ¿Qué pudo haberse perdido de ese amor que se fue? ¿Aprendiste algo en el proceso? ¿Qué tanto creciste después de que te soltó o soltaste?

Te darás cuenta que; si creciste un poco, o si apenas estas en ese proceso, te aseguro que algo estas aprendiendo, puede que no lo veas ahora, pero a medida que pasa el tiempo, empiezas a ver más claro. Como decía en un escrito anterior; “El tiempo no cura, el tiempo te enseña

Quizás estés conociendo o llegues a conocer a un amor o una amistad que te haga sentir que te mereces el mundo, que te ilumina la vida, que te haga sentir invencible. y si es así; ¡No dudes en disfrutar de cada parte de esa etapa! Porque te aseguro que, aunque puede o no perdurar, ¡el recuerdo es lo único que se marca como tinta bajo tu piel! Y pese a todo esto, ¡Nunca dejes de sonreír! Puede que también en un futuro vuelvas a coincidir con esa persona que dejo huellas en la arena que el mar no pudo borrar. Te encontrará diferente, con mejores perspectivas, y nuevos comienzos.

Solo asegúrate de que esos nuevos comienzos, sean los que te llenen la vida, que te hagan soñar, y que te insinúen un mejor futuro, porque no puedes cambiar tu pasado, pero si puedes planear tu futuro.

 

Frappe de Caramelo

You may also like...

1 Response

  1. Elizabeth Bennet dice:

    Somos momentos…
    Somos los recuerdos que le dejamos a nuestros amigos y familia. Somos los corazones que logramos alegrar y transformar. Somos las anécdotas que van a contar cuando ya no estemos. Somos huellas de lo bonito. Somos el amor que dimos y los abrazos con los que lo transmitimos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El contenido de Queridos Extraños tiene derechos de autor 😅